5 Problemas con una tarjeta revolving

problemas tarjeta revolving

Varios son los problemas que te pueden llevar a querer anular una tarjeta revolving. Si tienes contratada una línea de crédito de este tipo, que nunca acabas de pagar, léete este post.

En este otro hablábamos sobre las tarjetas de crédito y las tarjetas revolving y su funcionamiento.

En el post que acabamos de citar destacábamos que en las tarjetas revolving puedes volver a disponer del crédito conforme lo vas pagando y que sus intereses pueden llegar al 30% TAE.

Lo anterior genera varios problemas, entre ellos, que la deuda puede hacerse eterna y que lo que pagas de intereses puede acabar siendo muchísimo más de lo que pediste a crédito.

Hablamos sobre ellos y otros más.

LOS PROBLEMAS DE LAS TARJETAS REVOLVING

Los problemas más habituales con estas tarjetas son los siguientes:

  • El consumidor no fue informado correctamente sobre su funcionamiento.
  • La comercialización de la tarjeta fue engañosa.
  • Al consumidor no se le ha permitido escoger la forma de pago.
  • Los intereses de la tarjeta revolving son abusivos.
  • Las comisiones son altísimas.

Falta de información.

Muchas tarjetas revolving se han estado vendiendo en supermercados, estaciones de tren, centros comerciales e incluso por teléfono.

Los vendedores rara vez daban toda la información a la que están obligados al consumidor.

De hecho, es muy improbable, que el vendedor tuviera los conocimientos necesarios para explicar al cliente el funcionamiento o costes de este tipo de tarjetas.

Era habitual que el cliente se fuera con la tarjeta contratada pero sin el contrato que le unía a la entidad bancaria y que nunca recibía.

Comercialización engañosa.

Que los intereses de una tarjeta revolving se acerquen al 30% no es descabellado, suelen oscilar entre el 20 y el 30%.

Sin embargo, se comercializaron bajo las «frases gancho» de «interés al 2%», » interés al 2,2%» y similares.

Lo que «olvidaban» decir es que ese interés era mensual, que trasladado al año, que es en el que piensa un consumidor medio, se traduce en un 24% y un 26,4%, respectivamente.

Forma de pago.

Las tarjetas de crédito convencionales admiten diferentes formas de pago.

La más habitual es aquella que te permite liquidar la deuda a final de mes, con o sin intereses.

Si no lo haces así, puedes ir pagando mes a mes, según la cuota que hayas escogido, a la que se aplicarán los intereses que cobre tu banco.

En la tarjeta revolving, la forma de pago cambia, ya que las entidades fijan por defecto una cuota fija (30,40,50… euros), o un porcentaje sobre la deuda (3,4,5..%).

Esta forma de pago y el sistema revolving obligan a recalcular cada mes lo que se debe a la entidad.

Si escoges una cuota o un porcentaje bajo, descubrirás, que en función de lo que hayas dispuesto de la tarjeta revolving a mayor parte de lo que pagas va destinado a cubrir solo los intereses.

Se puede dar incluso el peor de los escenarios, es aquel en el que aun pagando la cuota no llegas a cubrir los intereses.

Los que no llegas a pagar se suman a la deuda, y generan nuevos intereses.

Lo anterior puede llevar al cliente a haber adquirido una deuda perpetua, de la que jamás podrá salir si no aumenta el dinero que destina a liquidar la deuda.

INTERESES ABUSIVOS

Ya hemos visto que los intereses de las tarjetas revolving pueden superar fácilmente el 25%.

Esto nos lleva a preguntarnos si esos intereses llegan al punto de ser usura.

Decidirlo implica valorar algunas circunstancias más, como el tipo de cliente que la contrata y el precio al que se venden otro tipo de préstamos.

Lo que puedo aseguraros es que muchos tribunales anulan las tarjetas de crédito por considerarlas usura.

COMISIONES ABUSIVAS EN TARJETAS REVOVING

Otro de los problemas habituales con los que se encuentran quienes tienen una tarjeta revolving, son las comisiones abusivas.

El problema con ellas es que, si tu economía no está saneada, puede que se sumen al crédito que ya tienes concedido.

Siendo así, también generarán intereses.

Por otro lado, este tipo de comisiones también se están declarando abusivas y nulas por los tribunales.

La razón es que no obedecen a ningún servicio prestado por la entidad, y, probablemente, tampoco han sido aceptadas por el consumidor.

Así que, cuando un cliente pide anular su tarjeta revolving, también pide que el devuelvan las comisiones abusivas.

CONCLUSIONES

Como has podido leer varios son los problemas que plantean este tipo de préstamos rápidos y fáciles, pero que se convierten casi en una «cadena perpetua» para quien los utiliza.

Te recomendamos informarte bien antes de contratar este tipo de producto financiero.

Haz una comparativa y consulta a un profesional que te asegure de que es la mejor opción.

Si ya has tenido problemas con ella y necesitas un abogado para anular tu tarjeta revolving, contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *