[-Comisiones bancarias-]

Los clientes hartos de ver cómo sus bancos les cobran comisiones bancarias por servicios inexistentes se han lanzado a reclamarlas a través de los juzgados. Son varias las comisiones que se pueden reclamar, de apertura de hipoteca, de descubierto, de posiciones deudoras…

Actualmente miles de demandas por cláusulas abusivas en contratos de préstamo se encuentran en los juzgados.

En ellas se reclaman, no solo cláusulas tan conocidas como la de “suelo” o “gastos“, existen otras, que si bien no se han hecho famosas , si son abusivas por incumplir diferentes normativas.

Me refiero a cláusulas como la de comisión de apertura, que diferentes Audiencias, la de Zaragoza también, han declarado nulas por no poder explicar el banco el motivo de su cobro.

También la de posiciones deudoras se está declarando nula ya que el banco no puede demostrar que desplegó algún tipo de actividad para recuperar el dinero que estaba en números rojos.

La de descubierto, muy similar a la anterior, también se declara nula por no corresponder a servicio alguno.

Como sabrás la declaración de nulidad implica que deba devolverse lo que se obtuvo mediante la cláusula que se declara nula, une ejemplo:

Si el juez decide que la cláusula es nula y tu has pagado 2000 euros de comisión de apertura, 1000 de descubierto y 1000 de posiciones deudoras, el banco te lo va a tener que devolver, así de simple.

Es posible que el banco consiga demostrar que en uno o dos casos, puede que más, si que hizo algo para recuperar el dinero, quizás un burofax, una carta certificada, ir a la puerta de tu casa o tu trabajo…en ese caso, de esos 4000 euros que hemos hablado, deberán descontar 30, 60, 90 euros, los que correspondan con los intentos de reclamación fehacientes.

Si has pasado una mala racha económica, que tu banco ha hecho empeorar cargándote todo tipo de comisiones abusivas, lo primero, reclama a tu banco con esta carta.

Lo segundo, siempre que no consigas que te devuelvan el dinero amistosamente, contacta conmigo, te ayudaré a recuperar el dinero.