¿Qué es una tarjeta revolving? ¿Se puede anular?

Hoy en día cada vez es más frecuente el uso de tarjetas “revolving” ¿Por qué? Es fácil contratarlas, no exigen avales y aparentan ser dinero «barato».

Sin embargo, cada día existe un mayor número de personas afectadas que quieren reclamar o anular sus tarjetas “revolving”.

En este artículo vamos a tratar de explicar qué son este tipo de tarjetas y  qué es lo que el banco no nos cuenta durante la contratación.


Estos productos financieros de crédito, mejor conocidos como tarjeta de crédito revolving consisten en una línea de crédito que concede una entidad financiera a un cliente en la que establece un límite, generalmente por debajo de los 10.000 €.

Aunque digamos esa cifra hemos llegado a ver líneas de crédito revolving de hasta 50000 euros.

El saldo se renueva de forma mensual con los pagos que realizamos, por lo que el cliente puede volver a disponer del capital que ha amortizado.

Ejemplo de tarjeta revolving:

Tarjeta de crédito revolving de 2000 €, gasto 300 €, por lo que me queda de crédito 1700 €.

Si en 6 meses he amortizado, por ejemplo, 100 €, el límite de mi tarjeta de crédito revolving aumentará en esos 100 €, pudiendo disponer de 1800 €.

Este tipo de productos suelen fijar unos tipos de interés muy elevados, que normalmente van desde el 20 al 30 % TAE.

¿A partir de que TAE puedo reclamar?

Se establece la TAE mínima en el 20 %, ya que es el porcentaje a partir del cual consideramos que se puede reclamar, y presentar demanda, con garantías de éxito.

¿Por qué este porcentaje?

Las diversas sentencias del Tribunal Supremo donde se toma como referencia la TAE de las tarjetas revolving y los compara con el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado, esto es indispensable para considerar si el interés contratado es «notablemente superior al normal del dinero» y decidir si es abusivo.

Teniendo en cuenta que la media de esos intereses al consumo suele estar entre el 7% y el 10,5% como máximo, un interés del 20% en la tarjeta revolving se entiende que es «notablemente superior» y por tanto usurario.

Sin embargo, si tu tarjeta o préstamo tienen una TAE entre el 18 y el 20 %, te animamos a que nos presentes tu caso igualmente.

No debes confundir la TAE (Tasa Anual Equivalente) con el TIN (Tipo de Interés Nominal),  ya que este último es siempre inferior, y la TAE es la cifra que se debe  utilizar para saber si podemos reclamar la nulidad del contrato de tarjeta revolving.(click para saber más)

Sin embargo, es necesario analizar caso por caso, y esto tiene su explicación, ya que, para establecer si el interés es notablemente superior al normal del dinero, se realiza la comparativa entre el interés del producto a fecha de la firma del contrato, y el tipo de interés medio ordinario aplicado en las operaciones de crédito al consumo en esa misma fecha.

Por lo que podemos encontrarnos con que esa comparativa, aún siendo la TAE de la tarjeta revolving inferior al 20 %, sigue arrojando que el interés cobrado es notablemente superior la normal del mercado.


Cancelar tarjeta Revolving

También hay que tener en cuenta que el cálculo de la TAE no suele incluir los Seguros de Protección de Pagos, por lo que ésta puede ser realmente más elevada.

DIFERENCIA ENTRE TARJETA DE CREDITO CONVENCIONAL Y TARJETA REVOLVING

La principal diferencia frente al crédito de una tarjeta convencional es  que la entidad financiera no cuenta que existe una cuota mínima a pagar, que suele ser del 3 % de la cuantía dispuesta.

Sin embargo, otra de las cosas que los bancos no cuentan es que existe la posibilidad de amortizar anticipadamente cuando el cliente lo desee, siempre y cuando sea dentro de un plazo mínimo, o puede aplazarlo otorgando siempre una cantidad mínimo establecida.

Por lo que cuanto menor sea la cuota que abonemos mensualmente, más intereses pagaremos, encontrándonos con que la mayor parte de lo que hemos pagado se destina a intereses, amortizando una cuantía ínfima de la deuda real, lo que provoca que estemos años y años pagando sin llegar a saldar la deuda.

Además, la comisión que cobra la entidad por utilizar más del total de la línea de solicitada es desorbitada, ya que si sobrepasas este límite, el contratante de esta tarjeta deberá de hacer frente a una costosa penalización, por lo que se incrementa considerablemente la deuda.

Secretos de las tarjetas

Otra de las cosas que los bancos no cuentan sobre estas tarjetas es que si el cliente no paga la deuda, estas entidades financieras inscriben a dichos clientes en el registro de morosos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF – EQUIFAX).

En esta plataforma aparecen las deudas con entidades de tarjeta de crédito y para anular un registro, hay que justificar que se ha pagado la totalidad de la deuda, por lo que las tarjetas revolving pueden llegar a dañar la imagen del afectado, ya que en el futuro podría no recibir ningún tipo de préstamo debido a su calificación como moroso en el ASNEF.

Si tienes alguna duda sobre tu tarjeta de crédito revolving, ponte en contacto con nosotros, te asesoraremos sin compromiso sobre como puedes anular o reclamar por este producto.

Una respuesta a “¿Qué es una tarjeta revolving? ¿Se puede anular?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *