FICHEROS DE MOROSOS ¿QUÉ SON? CÓMO CONSEGUIR SALIR DE UN FICHERO

FICHEROS DE MOROSOS ¿QUÉ SON? CÓMO CONSEGUIR SALIR DE UN FICHERO

Los comúnmente llamados ficheros de morosos (ficheros de datos de carácter personal que contienen información sobre solvencia patrimonial) son aquellos en los que se registran a quienes (personas físicas o jurídicas, según el tipo) poseen algún tipo de impago con el fin de que en posteriores operaciones crediticias o de contratación, se valore la solvencia, así como la fiabilidad del solicitante.

Una vez hemos sido incluidos nos va a ser prácticamente imposible conseguir un préstamo personal, financiar un ordenador o incluso hasta contratar un seguro de vehículo según con qué entidades tratemos.

Hay que recordar que es muy fácil que nos incluyan, ya sea por olvidar cambiar nuestra dirección, olvidar o no poder atender recibos o por una deuda que simplemente, más allá de la mala fe, no podamos hacer frente y es muy complicado salir de ellos.

Posteriormente hablaremos de la Ley de Segunda Oportunidad, un “salvavidas” cuando las cosas se han puesto muy muy malas. Para salir de estos ficheros o para facilitar el proceso, recomendamos recurrir a un abogado especializado

¿CÓMO PUEDO ENTRAR EN UN FICHERO DE MOROSOS?

Fácilmente, como hemos comentado anteriormente, por cualquier pequeñez (un recibo que se nos pasa, por ejemplo, hemos cambiado de número de teléfono y se nos olvidó actualizarlo) podemos llegar a vernos envueltos en un embarazoso proceso o darnos cuenta de que llevamos incluidos meses un vez vayamos a solicitar algún tipo de financiación.

Los requisitos para ser incluido en este tipo de ficheros se recogen en el Artículo 20 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales., para que no se incurra en una vulneración del Derecho al Honor:

    • La deuda debe ser vencida, cierta, exigible y previa a su comunicación al fichero. O sea, no debe existir una condición pendiente de finalizar o cumplirse y de un importe determinado. Por ello, el acreedor debe de asegurarse bien de que cumple todos los requisitos antes de comunicar la deuda al fichero , ya que podría no solo vulnerar nuestro derecho al honor sino también, ocasionarnos daños patrimoniales graves.
    • Que no haya sido reclamada por vía judicial o administrativa.
    • No pueden haber transcurrido seis años desde que “tuvimos que pagar”, venció la obligación que fuera o el plazo si estamos hablando de pagos periódicos (mensualidades). Este plazo está previsto en la LOPD.
    • Tienen que habernos requerido el pago mediante notificación.
    • Que cuando nos remitan la notificación o en el contrato , hayamos sido advertidos de la posibilidad de inclusión.
    • Que, una vez hayamos sido incluidos, nos lo notifiquen y esos datos permanezcan “bloqueados” (sin ser accesibles) durante un máximo de 30 días.

Ahora bien, las entidades de crédito y financieras solo tienen el acceso a los datos de carácter personal que sirvan para acreditar la solvencia económica de la persona interesada , esta prestación tiene su base conforme al Artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre (derogada por la Ley 3/2018).

Nosotros, como afectados o incluidos, podemos solicitar al responsable del tratamiento del fichero de morosos los datos personales que consten, las evaluaciones y apreciaciones hechas en los últimos seis meses, así como el nombre o entidad a quienes se hayan revelado los datos desde la inclusión.

¿QUÉ TIPOS DE FICHEROS EXISTEN Y CUALES SON?

Dependiendo de quien posea la deuda o de quien ( empresa o banco)  nos incluya, podemos acabar en diferentes bases de datos o ficheros de morosos, siendo en España las principales ASNEF / EQUIFAX , R.A.I. (Registro de Aceptaciones Impagadas), C.I.R.B.E. (Central de Información de Riesgos del Banco de España) y finalmente el EXPERIAN/ BADEXCUG, estas son, a día de hoy, las empresas o bases de datos más consultadas en España pero existen muchas más ( hasta 130). Veamos qué son, por y para quienes están creadas:

ASNEF/EQUIFAX.

Elaborada por la Asociación Nacional de Entidades de Financiación y gestionada por EQUIFAX que es una empresa de gestión, análisis de datos y tecnología con sede en Atlanta y que opera en 24 países a lo largo de todo el mundo, cotizando en la Bolsa de Nueva York (NYSE) bajo el símbolo EFX.

Esta “lista de morosos” es una de las más comúnmente usadas por los bancos a la hora de estudiar un préstamo personal, una tarjeta de crédito o la financiación de un producto. Es una lista en la que tanto empresas como consumidores tienen cabida y , como en toda base de datos ha de ser la empresa o acreedor quien nos incluya. Y llegados a este punto, señalar que el importe de la deuda posee poca relevancia.

Podemos consultar de forma gratuita si estamos incluidos.

R.A.I. (Registro de Aceptaciones Impagadas)

Es un fichero de titularidad privada , lo que quiere decir que es creado por varias empresas que se traspasan la información de los clientes que poseen impagos y donde ellas pueden ver la evolución y situación de las deudas. A su vez es un fichero por y para empresas, donde constan personas jurídicas y con la firma del deudor, no de particulares (personas físicas).

Para deudas de 300 euros o más. Y también, en determinados casos debemos pagar la consulta del fichero.

C.I.R.B.E.

La Central de Información de Riesgos del Banco de España es otra de las bases de datos , más consultadas, en este caso no se trata propiamente de una lista de morosos como las demás, en su página principal se define como:

“CIR es una base de datos que recoge la información de los préstamos, créditos (riesgo directo), avales y garantías (riesgo indirecto) que cada entidad declarante mantiene con sus clientes. La CIRBE no es un registro de morosos. Mensualmente y de forma agregada, la CIRBE facilita a las entidades declarantes la información de las personas cuyo riesgo acumulado supere los 1.000 euros”.

Al tener que remitir la información los bancos, y cada mes conocer el Banco de España el estado de los productos (préstamos, avales, etc.) en cuanto se encuentre impagado algún producto de este tipo aparecerá en C.I.R.

Al ser público (Gestionado por el Banco de España) podemos consultar fácilmente en que situación constan nuestros productos y también formular una reclamación .

EXPERIAN / BADEXCUG

Experian  “es una base de datos de incumplimiento de obligaciones dinerarias de particulares y empresas que está formado por la información aportada por: Sector Bancario / Financiero, Telecomunicaciones, Aseguradoras de crédito, Medios de Pago, Compra Deuda, Utilities, Seguros, etc. que está regulado por el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999 del 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal” , en resumen un fichero de morosos donde todo el mundo, más bien cualquier tipo de empresa o prestadora de algún tipo de servicios puede incluirnos.

Se incluyen tanto particulares como empresas y conforme a su página principal se gestiona la información en 4 ficheros diferentes: Badexcug, Incidencias Judiciales, RAI y EBE. También enumeran 4 ficheros de solvencia, BADEXCUG, CIREX, INCER y FEIJ.

En esta lista son las empresas las que informan y pueden consultar el estado actual de la deuda y su evolución, asimismo decir que solo las empresas que aportan información pueden realizar consultas.

Podemos saber que datos constan sobre nosotros llamando al (+34) 91 625 89 12 (sin coste alguno) donde nos indicaran como realizar las gestiones de consulta o salida del fichero

¿CÓMO SALIR DE UN FICHERO DE MOROSOS?

Una vez nos hayan notificado que nos han incluido, o lo descubramos al ir a solicitar algún producto por no recibir notificación, debemos valorar las diferentes opciones posibles:

PASO 1 _ Averiguar en qué fichero nos encontramos y por qué. Curiosamente la mayoría de las veces que nos “cierran puertas” o deniegan algún producto no nos dicen la razón, debemos interrogarlo y si se niegan, preguntar en nuestro banco si pueden consultar nuestros datos en ficheros de solvencia. En su caso tratar con un abogado especializado facilitará las cosas.

PASO 2_ Si podemos y es correcto, lo menos complicado y más eficaz es pagar la deuda. No debemos caer o recurrir a créditos rápidos que al final pueden acarrearnos problemas mayores, si quiere saber que empresas aplican intereses usurarios mejor que consulte previamente. Es preferible que un familiar se la preste o lo ahorre para abonarla.

Una vez abonado, debemos remitir el justificante del pago para agilizarle el proceso a la entidad y que nos notifiquen la eliminación de nuestros datos (algunas empresas conservan los datos, constando “pagado en” y es ilegal, deben eliminar nuestro registro.

PASO 2 opción 2_ Si no podemos abonar , debemos recordad que nuestros datos deben ser eliminados a los 6 años de ser introducidos así que, en ese plazo, no constaremos, aunque se trata de mucho tiempo. Ojo, la deuda sigue existiendo, únicamente se nos retira del fichero en cuestión.

PASO 2 opción 3_ Asegúranos de que tanto la deuda como el proceso son correctos, más aún si nos hemos dado cuenta por sorpresa. Debe ajustarse a la legalidad y contactando con un abogado especializado podemos desde congelar el fichero de forma temporal (“baja cautelar” hasta que se solucione la reclamación) eliminarnos si no es ajustado a la Ley o ha sido practicado de forma negligente y conforme a esto, solicitar una reclamación o demanda por vulneración del derecho al honor o daños patrimoniales.

Ley de Segunda Oportunidad, si las cantidades son importantes y no podemos hacer frente la Ley de Segunda Oportunidad es una herramienta que permite ”empezar de 0” mientras se cumplan determinados requisitos que debe tratarse contactando con un abogado especializado que le guie en el proceso.

En abogadopiqueras somos especialistas en derecho bancario y podemos ayudarle a gestionar todos estos tramites para ayudarle a salir de los ficheros o comenzar de nuevo.